Retratar y rescatar el patrimonio, técnicas fotográficas y activismo

“Yo sólo soy una pobladora que está luchando para que se reconozca el patrimonio de Chile”.

Potentes mensajes se compartieron en la noche del jueves 2 en El Internado. Diálogos Fotográficos cargados al poder de interpelación que tiene la fotografía, y a representación que a través de ella se logra. Ideas e interrogantes que llegaron al público de manera directa.

Priscilla Hernández vive en la población Aurora de Chile, la más antigua del país. En el último tiempo Walter Blas, fotógrafo argentino, llegó a Concepción y comenzó a trabajar con ellos no sólo retratándolos, sino que entregándoles herramientas y trabajando con ellos a través de la imagen. De esta relación han nacido hermosos frutos, empoderamiento de los pobladores por sobre todo, y es lo que transmitieron en su charla del día de ayer.

“En la población hemos tratado de defender nuestra situación de diferentes maneras, pero no resultó. Cambiamos el enfoque de la lucha, y ahora estamos peleando por nuestro patrimonio. Porque una población que lleva más de 100 años de historia, más de 100 años de patrimonio, vale la pena defenderla, defender nuestro territorio, nuestra verdad. Sino defendemos nuestro patrimonio, no somos nada”.

Priscilla instauró un tema importante: el rescate del patrimonio que han podido gestionar a través de la fotografía. Y por otra parte, lo interesante de que fuese un argentino y no un chileno quien diera el puntapié inicial. Así se mantiene la memoria vigente, Aurora tiene 150 años de historia, y aún no piensa morir.

“Para nosotros es un orgullo estar aquí y presentarle nuestra historia a todos ustedes. Y que la distancia se hace desde la cámara”, sentenció.

Mauricio Toro Goya realizó un DJ Book algo fuera de lo normal: no presentó un libro, sino su cuaderno de notas y bocetos para la obra. En específico, aquel donde fue guardando todo el material para su última serie, IMPIUS, que se encuentra en exposición en Avenida Brasil siendo una de las muestras inaugurales del FIFV 2017.

Su imaginario y el proceso de investigación es profundo, y adentró cada detalle, además de repasar y explicar las imágenes de IMPIUS en El Internado, sin dejar de lado su visión, su crítica social, su mundo interno.

Además, comentó sobre su especial técnica del ambrotipo. Muchos piensan que usa retoques digitales, pero la realidad le gana al Photoshop en este caso, con maquillaje, impresiones láser, luces y esta técnica que fue la segunda que se creó desde el origen de la fotografía.

¿Por qué en Chile nos comportamos de esta manera? Xenófobos, homofóbicos, aún estando en la cola del mundo, y si fuimos apenas una capitanía en la época de la colonia.  “Comenzó la pregunta para mí, ¿cuál es este rollo?”, dijo Toro Goya.

IMPIUS nace como una crítica directa a la sociedad chilena, defensores de una construcción de orgullo de ser blanco a partir del mestizaje. El fotógrafo chileno, oriundo de Coquimbo, comentó que en ese sentido sus referentes para el proceso de inspiración de obra no es fotografía, o no sólo eso. También literatura, historia, y los cuestionamientos propios que salen de su persona.

El argentino Xavier Martin presentó su DJ Book personal: un álbum familiar que lo inspiró desde pequeño a adentrarse en la fotografía, algo que le dio su padre, también fotógrafo, y que lo motivó a través de “La sensación se meterme en las imágenes y atravesar esa trama”.

Entre los amplios invitados de la noche también se encontró Cristian Ochoa, quien comentó sobre su trabajo El sueño sudamericano, y lo que de ello ha derivado en su vida y en su trabajo actual. De alguna manera el trabajar retratando a migrantes – sintiéndose un migrante él mismo al venir de la ciudad de Valdivia -, lo involucró en los procesos de los recién llegados a Chile de una manera más íntima.

Ochoa habló del acto de la fotografía como “pretexto para que sucedan otras cosas”, y su experiencia ha demostrado que eso pasa.

Y como Priscilla Hernández dijo:

“Pucha que vale la pena ser fotógrafo, porque captas con esa esencia que uno tiene, lo hermoso… lo vi yo a través de la cámara”.

← Volver