• NOTAS DE PRENSA

Alberto García-Alix en tránsito por Valparaíso

Por Amelia Carvallo

Como parte de las actividades del FIFV 2015, el destacado fotógrafo español Alberto García-Alix, Premio Nacional de Fotografía en su país en 1999 y Premio PhotoEspaña en 2012, culmina en el Parque Cultural de Valparaíso la hoja de ruta de su primera estadía en Chile.

RECORRIDO

García-Alix llegó a Valparaíso a mediados de julio para conducir un workshop de cuatro días que según confiesa fue intensísimo, cerca de diez horas diarias, pero también muy ameno por el encuentro que supuso. “Cuando miramos por cámara componemos y es todo un mundo el que se abre. Ahí empieza el juego”, explica el fotógrafo leonés que caminó a su antojo por la ciudad puerto: fue un par de veces al Complejo Penitenciario Valparaíso donde compartió con un grupo mixto de reclusos que asiste a un taller de fotografía. Ahí les mostró su Hasselblad y hablaron del paso del tiempo tras rejas, de pixeles versus grano y de las nostalgias del afuera.

Curiosos, y por primera vez muchos de ellos, miraron por el lente de la reliquia analógica que García-Alix carga siempre junto a un trípode de aquellos tiempos. “La captura”, dijo uno de ellos sonriendo al momento que obturó la cámara. Una mujer del taller notó lo ronco que es Alberto y que su acento es parecido al de un actor de una teleserie que sigue. Otra mujer escogió su foto favorita del libro de Alberto “Autorretratos”: fue la toma de un brazo recibiendo una inyección de heroína. Alberto contó que tuvo suerte en encontrar la fotografía, que fue una especie de tabla de salvación que le dio autoestima y pasión por hacer algo.

Otro de los lugares por los que deambuló fue el Cementerio de Playa Ancha donde tiró tres carretes y también en el plan de la ciudad donde quedó feliz con una toalla de Elvis que compró y ha puesto sobre la cama en la que duerme, fotografiando también esa intimidad que es su Valparaíso más a la mano. Cuenta además que alucinó con el laboratorio de Cámara Lúcida, lugar donde pudo revelar algunos negativos ya que no piensa volver a viajar con rollos sin revelar luego que perdiera 90 carretes tomados en México porque los detectores de metales los velaron. Sin embargo, y casi creyendo en milagros, cuenta que de los 90 rollos hay cuatro fotos que con las veladuras que recibieron quedaron “de puta madre”.

METAFISICA DE LA MIRADA

Alberto nació en 1956, por tanto tenía 19 años cuando el general Francisco Franco murió y España comenzó a vivir sin dictadura. Recuerda que la noche que murió Franco salió por la televisión el vicepresidente Arias Navarro anunciándolo y que aunque “esa noche se agotó el champán”, también había miedo por no saber cómo iban a tomarlo los militares. Recuerda que en esos días la mayoría de la gente joven militaba pero él no, “yo era un hedonista” confiesa. Admite que en esos vertiginosos días su vida “era un desastre” puesto que se su padre médico daba por hecho que su hijo debía tomar similar rumbo pero pronto se dio cuenta que exigía vocación, algo de lo que él carecía. Pasó luego por Derecho, no sabe muy bien porqué, pero desertó al año sin presentarse a exámenes. También rondó por la carrera de Ciencias de la Información donde en la rama de Imagen accedió a la fotografía. “En esa época lo único que tenía era una cámara fotográfica y un culo inquieto. Fotografiaba mi entorno y mi única ambición era tener una moto y viajar en ella”, precisa.

¿Cuánto queda de la mirada de ese veinteañero?

Siempre queda algo de la mirada de ese joven, es lo que me salva. Es lo que yo llamo mi mirada de niño, aún puedo sentir a través de los ojos el deslumbramiento de lo que veo, salir por la mañana con la cámara es un juego, una especie de safari. En el taller podemos hablar de técnica y es sólo eso; lo importante es la metafísica de la mirada. Todo el mundo tiene una mirada propia. La fotografía de autor, tal como la entiendo, se basa en una simple premisa: una forma de ser es una forma de ver y viceversa. Y aunque reconoce que hace “muchas porquerías”, se exige siempre ir más allá de una imagen correcta y bonita. “Yo trabajo bajo la espada del azar, intento poner mi cabeza en un plano que mire”.

Cuando vuelva a España tiene una exposición en el Museo de León en dos salas grandes donde re visitará una serie de retratos que hizo bajo el nombre de “Los malheridos, los bien amados, los traidores” y otra llamada “Bikers” que es sobre motoristas. T

Lanzamiento de libros y DJ Book

Como en todas sus pasadas ediciones, el FIFV le otorga gran importancia al libro de fotografía y su presencia es fundamental en las actividades que desarrolla. El FIFV quiere ser una plataforma para quienes los hacen en Chile y anualmente recibe a los autores que durante el año hicieron un libro, para compartir esa experiencia y dar a conocer su oficio.

Por otro lado se acudió a la figura del DJ para recrearla y apostar por el concepto de DJ Book. Si un DJ pone música en vivo, un DJ Book da a ver libros en vivo. Todo esto descasa en un simple dispositivo, que consiste en una mesa y sobre ella una cámara cenital que filma y que luego lo proyecta en gran formato en una pantalla. El DJ Book pone libros debajo de la cámara y habla sobre ellos, de su materialidad y sus contenidos y los va asociando unos con otros en una especie de diálogo con el público.

FIN DE SEMANA

Este año la temporada de nuevos libros parte con “Milagreros” (1621 Editores), de Mauricio Toro Goya que se presentará hoy sábado en Dinamarca 399 a las 19:30 horas. Toro Goya, quien además oficiará de DJ Book, es discípulo de Sergio Larraín y rescata la antigua técnica fotográfica del ambrotipo en oposición a la uniformidad y supremacía de lo digital. Inspirado en Oaxaca y Coquimbo, el libro recoge un trabajo fotográfico de 2014, curado por Andrea Aguad y con diseño de Carolina Zañartu.

Posteriormente se presentará “Estada”, un fotolibro que nació luego de una semana de workshop en Montevideo realizado por un equipo del FIFV, en el marco del encuentro de fotolibros ENCMYK, donde ocho autores desarrollaron obra y la edición de un fotolibro colectivo. Los fotógrafos uruguayos que participaron fueron Ricardo Antúnez, Gerardo Dell’Oro, Mathias Escotto Gadea, Diego Fernández, Adriá Lucas, Viktoria Mom, Sergio Padilla y Mara Remondegui.

El domingo a las 19:30 horas las actividades se concentran en El Internado, ubicado en pasaje Dimalow 167, Cerro Alegre, donde será el turno del DJ Book Miguel Ángel Felipe de presentar sus libros favoritos. Miguel Ángel Felipe es también el editor del libro que posteriormente se presentará, “Rain” del viñamarino Manu Castillo, volumen que es parte de la colección El Rectángulo de Ediciones La Visita. “Rain” tiene la estructura de un poema visual que narra un viaje por Irán en el que las imágenes surgen del encuentro entre una realidad poderosa (“una lluvia de luz”) y la proyección interna que el fotógrafo realiza sobre ella.

EN LA SEMANA

El miércoles las actividades se trasladan a CasaPlan, nuevo espacio para el arte ubicado en Avenida Brasil 1491, donde a contar de las 18:00 horas se presentarán los DJ Book Mauricio y Emiliano Valenzuela de Chile, y luego los libros “Combatir la nada” de Leo Simoes (España) y “Pérdida” de Ros Boisier (Chile), ambos de editorial Fluq en colaboración con Muga Ediciones. El primero recorre imágenes que forman parte de la vida íntima del autor y el segundo también indaga por esas mismas sendas de lo propio en atmósferas mínimas, poco nítidas y confusas que nacieron a partir de la enfermedad de su madre y necesidad de cuidado. Luego es el turno de “Dos tiempos” trabajo conjunto de Carlos Rivera (Chile) y Pablo Ortiz Monasterio (México), publicado por LOM Ediciones. Se trata un volumen en blanco y negro donde los autores decidieron experimentar sobre un mismo espacio y tiempo: Valparaíso en el año 2013.

El jueves, a contar de las 18:30 horas en El Internado, los chilenos Jorge Gronemeyer y Claudio Pérez serán los DJ Book de la velada que también incluye la presentación de “MaPa, Marcas en el Paisaje” de Nicolás Sáez (Chile). Según apunta Andrea Jösch, este libro “reflexiona sobre el espacio habitable, a modo de una cartografía registrada, en donde el paisaje y su territorio han sido vendidos o traspasados”.

Ver Galerías para Prensa

Muestra de fotolibros latinoamericanos

Como siempre dentro de la programación del FIFV, el fotolibro tiene un lugar esencial, esta vez con una muestra acotada a Latinoamérica que convocó a más de 200 autores y sus trabajos. Todo un acopio para hojear que formará parte de la naciente Biblioteca Fotográfica FIFV, pronta a inaugurarse, y que abrirá sus puertas a la comunidad en la casona de Buenos Aires 824 en el plan, sector El Almendral.

Esa iniciativa nació luego de la exposición de los libros que nos regaló el Festival de Arles. La sensación de placer y alegría que tuvo el público con los libros fue tan fuerte que nos dieron ganas de volver a repetir la experiencia esta vez con libros latinoamericanos”, cuenta el fotógrafo Rodrigo Gómez Rovira, director del FIFV.

De esta manera la convocatoria reunió a variedad de formatos y temáticas: desde los soberbios tomos de “La recuperación de la memoria. Perú 1842 – 1942” y “A través de la máscara. 1897 a 2010” sobre fotografía mexicana, a ediciones mínimas e íntimas como la de “El mejor cumpleaños” de los uruguayos Martín Batalles y Gabriela Costoya, o la de “Amigas. Diario de Viaje” de las argentinas Eugenia de Micheli y Julieta Pestarino.

“El continente es una zona mundial desde donde se hace fotografía, se es propositivo y dinámico; se están haciendo libros, aunque sea con tirajes pequeños, hay libros hechos a mano y otros con difusión más clásica y masiva”, aclara Rovira.

Clásicos chilenos como “El infarto del alma” de Paz Errázuriz y “Chilenas” de Claudio Bertoni, al lado de “Conchalí” de Mauricio Duarte y “Ah, los días felices” de Carlos Altamirano. Un amplio abanico que cuenta historias latinoamericanas de aquí y allá, con pasaporte de viaje y con alma de barrio.

“Llegaron unos 200 libros que expondremos como un panorama sobre la fotografía en la zona y un registro de la amplitud de las ediciones: desde libritos hechos con corchete a libros caros de fotógrafos reconocidos. Estos libros pequeños son la mayoría porque hay una necesidad de pensar y hacer circular libros aunque no estén los medios”, acota el director del FIFV.

LOS AFICHES NO PUBLICADOS

Dentro de los procesos anuales que vive el FIFV está el de idear y calzar con la imagen que se usará en cada edición. De esta manera, los seis años de vida quedan expuestos en los diferentes afiches que se han hecho. Como una manera de dar cuenta de los procesos que llevan a las obras, se montó, en una de las alas de la exposición central, la muestra de afiches no publicados del FIFV, entre 2010 y 2015. Una

“A lo largo de su existencia, el trabajo del diseño del FIFV lo hemos hecho junto a Dante Mellado. En algún momento de este año intercambiamos pareceres y puntos de vista sobre el afiche hasta que llegamos a un punto en el que Dante, para sustentar su propuesta, nos mostró todos aquellos afiches que fueron parte del proceso de los afiches de años anteriores. Nos dimos cuenta que había que mostrarlo, es un golpe ver el proceso de creación, algunos hechos a mano, probando colores y posiciones de los elementos”, cuenta Rodrigo Gómez Rovira.

Por cierto, la gráfica de este año continúa con el pie forzado de todas las ediciones anteriores: emplear la figura del pescado conocido como reineta, “porque es de nuestra costa, según tengo entendido no hay en otros lugares del mundo, y además en Valparaíso es muy común ir a comerse una reineta”, añade Rodrigo. “La reineta de esta edición tomó un giro más pop, nuestros afiches anteriores usaron mucha textura, grabados, dibujos, tinta, acá hicimos un tratamiento desde el computador en el que se reconoce la reineta pero en clave mucho más pop, usando colores no agresivos”.

“Para hacer un afiche hay dos caminos: el que cuenta todo lo que sucede, el informativo con el dato duro; después está el afiche que da una sensación, que seduce sin contar casi nada. El primero, el informativo, tiene poca vida luego que se dijo lo que se dijo; sin embargo el segundo puede volver a entregar la sensación que produjo la primera vez. Nosotros queremos que cada afiche tenga la ilusión de existir en el tiempo, igual que pasa con la fotografía que da cuenta de algo que sucede hoy y de lo sucederá mañana o de lo que sucedió ayer. La imagen fija se va nutriendo del fuera de cuadro”, resume Gómez Rovira.

La muestra de fotolibros latinoamericanos y de afiche son publicados permanecerá abierta en el PCdV hasta el 29 de noviembre. Durante esta semana y hasta el viernes contará con visita guiada de 11:00 a 12:30 horas. El Parque Cultural de Valparaíso queda en Cárcel 471, Cerro Cárcel.

Ver Galerías para Prensa

En Santiago inaugura exposición “Valparaíso” curada por el fotógrafo español Alberto García Alix.

Este martes 3 de noviembre, a las 19:30 horas, se inaugura en el Centro Cultural de España la muestra colectiva resultante del taller dirigido por García Alix el pasado julio en Valparaíso. “Valparaíso”, que permanecerá abierta hasta el 5 de diciembre, es una de las  exposiciones del Festival Internacional de Fotografía de Valparaíso, que tuvo al Premio Nacional de Fotografía y Premio PhotoEspaña como guía y posterior curador de este trabajo de siete fotógrafos en torno a la ciudad puerto.

El taller se extendió por seis días en los cuales los fotógrafos caminaron por la ciudad, dialogando y fotografiando, compartiendo puntos de vista y consejos, así como la innegable experiencia y oficio de García Alix. Para algunos fue un verdadero desafío probar nuevas instancias y lanzarse a tomar fotos teniendo a la mano situaciones y elementos que no siempre se vislumbran. En una instancia de trabajo flexible como lo fue el taller, celebraron lo poco estructurado del encuentro y el desafío de juntar

a ocho personas tras un mismo proyecto.

RESIDENCIA

“Cuando miramos por cámara componemos es todo un mundo el que se abre. Ahí empieza el juego. Salir por la mañana con la cámara es un juego, una especie de safari”, explicó el fotógrafo leonés que caminó a su antojo por Valparaíso durante su residencia, trabajo que quedó plasmado en las 30 fotos, análogas y blanco y negro, que forman parte de la exposición que se presenta en el Parque Cultural de Valparaíso hasta el 29 de noviembre.

García Alix incluso fue un par de veces al Complejo Penitenciario donde compartió con un grupo mixto de reclusos a los que mostró su cámara Hasselblad y hablaron del paso del tiempo tras rejas, de pixeles versus grano y de las nostalgias del afuera. Otro de los lugares por los que deambuló fue por el Cementerio de Playa Ancha y también en el plan de la ciudad donde la imagen de Elvis se le apareció y quedó plasmada en un irrepetible aquí y ahora porteño. Perros absortos al sol, miradas de soslayo de transeúntes y vistas a ras de suelo forman parte de su captura.

Más información en el correo prensa@fifv.cl

Ver Galerías para Prensa

Partió el Festival Internacional de Fotografía en Valparaíso, FIFV 2015

En el Parque Cultural de Valparaíso (PCdV), y con la presencia de autoridades de la ciudad y del país, el equipo del FIFV, los invitados de este año y el director del parque dieron la bienvenida a los primeros visitantes que llegaron desde el mediodía a la inauguración de algunas exposiciones que tendrá esta sexta edición: se trata de la central del fotógrafo español Alberto García Alix, basada en su residencia en la ciudad el pasado invierno; los fotolibros latinoamericanos que llegaron mediante convocatoria; la residencia de fotógrafos chilenos en Séte dentro del festival ImageSingulieres; y los afiches hechos para el FIFV durante un lustro (2010 – 2015).

Todas estas exhibiciones permanecerán abiertas hasta el 29 de noviembre y cuentan con visitas guiadas, un sistema de mediación que se implementó este año. “Queremos que vengan a visitar y entender lo que estamos haciendo, que vean desde donde nacen los procesos, entrar en la cocina, ir más allá de lo que dicen las fotos. Hablaremos del montaje, de cómo se articulan las imágenes unas con otras” acotó el director de este festival, Rodrigo Gómez Rovira.

Además en el PCdV estará el laboratorio del FIFV que todos los años acerca al público al trabajo fotográfico y este año incorporó un proyecto itinerante, el Museo Interactivo de la Luz de Fernando Aceña, un fotógrafo español que reside hace más de quince años en Chile. Aceña viaja por Chile a bordo de un camión, que es su casa y su laboratorio, su cámara y su museo. Actualmente está en el norte de Chile, en el desierto de Atacama, y desde allí enviará durante una semana una foto que hará en su camión que utiliza como cámara oscura. Esa foto se imprimirá y montará diariamente, formando al final del festival una muestra de su trabajo.

En palabras de Nélida Pozo, directora regional del Consejo de la Cultura y las Artes, el festival ya está “inscrito” en la ciudad y ha logrado conectarse de manera virtuosa con los habitantes que también son los protagonistas de él. Por su parte, el director del FIFV, celebró los años que ya han consolidado al festival y el lugar de encuentro en que se ha convertido. Detalló también algo de las exhibiciones y muestras que se presentan para luego invitar a los asistentes a recorrerlas en el segundo piso del parque, en la Sala de Artes Visuales.

Horario: de 10:00 a 18:00 horas, de lunes a domingo.
Entrada liberada.

Descargar Comunicado

Mañana inician las primeras actividades del FIFV 2015

Con cuatro exposiciones gratuitas se da inicio, mañana sábado 31 de octubre a la ceremonia inaugural de la VI versión del FIFV. La actividad es a las 12 horas en el Parque Cultural de Valparaíso.

El Ministro de Cultura Ernesto Ottone se refirió a la instancia.“El FIFV se ha posicionado como una importante plataforma internacional para la fotografía chilena, donde el Consejo de la Cultura ha podido enriquecer la propuesta, integrando una serie de actividades dentro del festival. Gracias a esta gestión, en los visionados de portafolios, en los talleres y los diálogos fotográficos, agentes y mediadores de esta disciplina, y representantes nacionales e internacionales, entran en contacto con los autores y sus obras, permitiendo hacer de este encuentro, una experiencia fundamental para el mundo de la fotografía en nuestro país”.

Los visitantes podrán visitar la exposición central, “Residencia en Valparaíso” de Alberto García -Alix, una serie de 30 imágenes análogas y en blanco y negro. También se inaugura la Muestra Residencia FIFV en el Festival francés ImageSingulières – SÈTE#16, compuesta por “República” de Nicolás Wormull; “Sur” de Paula López; “A-mor: Historias de femicidio” y “En el nombre de Karen” de Cristóbal Olivares y “Apátrida” de Tomás Quiroga.

En el mismo lugar encontrarán la Muestra de Fotolibros Latinoamericanos, una colección única de más de 350 fotolibros donados y la Muestra de afiches no publicados FIFV 2010 a 2015 (Chile), una retrospectiva del proceso de creación gráfica del festival, con autoría de Dante Mellado.

A partir de las 19 horas, las actividades se trasladan a Dinamarca 399, con el contacto por Skype con Fernando Aceña y su Museo de la Luz, DJ Book y lanzamiento del libro “Milagreros” de Mauricio Toro Goya, para terminar la jornada con el diálogo con Daniel Sosa (director del Centro de Fotografía de Montevideo) y la inauguración de la exposición y libro “Estada”, realizado por 8 autores uruguayos al alero de FIFV Ediciones.

Descargar Comunicado